RSS

Archivo de la etiqueta: comienzos

Probando, probando…

Esta es mi primera entrada, que escribo con cierto temor, porque la Red es, a veces, un territorio hostil. Me he animado a empezar este blog porque hacía tiempo que me lo había prometido a mí misma, porque veo en ello una manera de practicar la escritura, que no pretendo llevar a límites «publicables», ni mucho menos.

La decisión, como ocurre con casi todo en la vida, ha sido fruto de la elección entre una serie de caminos mentales: «¿Escribo o mejor dedico el tiempo a otra cosa?»; «¿Sobre mi profesión o sobre cualquier tema?». Me lanzo un poco sin red (valga la paradoja, teniendo en cuenta el medio en el que estamos) e iré decidiendo sobre la marcha, porque lo cierto es que incluso a mí me aburre hablar siempre sobre trabajo. Como todo hijo de vecino, tengo también otros intereses y aficiones.

Así pues, este blog nace de algunas disquisiciones no del todo resueltas: pretendo continuar escribiendo y pondré empeño en hacerlo, pero no sé si con el tiempo me terminaré enredando; tampoco sé si lo dedicaré más a la corrección y a la traducción o a otras inquietudes.

¿Y el título? En un principio pensé en bautizarlo La traductosa de la Srta. Pepis, pero me parecía largo en exceso y no llega a todos los públicos. Nunca tuve una tricotosa (http://www.wordreference.com/definicion/tricotosa), pero sé qué forma tiene y para qué sirve. Con los juguetes que hay hoy en día, dudo que una niña sepa qué es eso; ahora ocupan sus horas de juego con videojuegos o muñecas vampiresas. Y yo, que jugaba con mis Pin y Pon y mis Nenucos niño y niña con la ropa que me hacía mi madre…

Se queda en Cerebrities por amplia mayoría (yo y mi cerebro, como le pasa a Homer Simpson cuando no aparece el mono tocando los platillos). Y se llama así porque son disquisiciones cerebrales lo que uno hace cuando se exprime el cerebro como un limón al leer, al trabajar, al discutir sobre la vida y sus rarezas, y no como hacen las celebrities (famosas, para entendernos), que se pasan el día creyendo que pensar es escoger entre un esmalte color cereza o dorado para la fiesta del viernes…

¡Y sed buenos, que Gaspar, Melchor o Baltasar todavía están de guardia! ¡Felices Reyes!

 
4 comentarios

Publicado por en 04/01/2012 en Uncategorized

 

Etiquetas: ,